Descarga
El Color
El Color,Primera parte.doc
Documento Microsoft Word 3.9 MB
Descarga
El Color
El Color, Segunda parte.docx
Documento Microsoft Word 4.6 MB
Descarga
El Color
El Color, Tercera parte.docx
Documento Microsoft Word 3.7 MB
Descarga
FICHAS
Presentación8.pps
Presentación Microsoft Power Point 3.5 MB

EL COLOR

 

JUSTIFICACIÓN

 

            Este proyecto está orientado a la presentación del color como elemento integrante de nuestro entorno: colores primarios, mezclas; colores fríos y cálidos; combinaciones y series. Todos estos aspectos se plantearán de un modo claro y ameno para que los alumnos puedan descubrir la influencia real del color en nuestras vidas.

            La manipulación del color mediante diversos procedimientos (lápices, ceras, témperas, etc) proporcionara a los alumnos, además, información sobre las texturas y las intensidades que los colores alcanzan con los distintos materiales, de modo que puedan elegir el mas adecuado para cada tipo de trabajo plástico.

            En relación con las texturas, se inicia también la presentación y a experimentación con distintos materiales (fotografías, tramas, etc) que aportan a los trabajos plásticos un valor de textura visual muy diferente. Se procura que, con todas estas muestras, como siempre, el desarrollo de su creatividad y expresión personal.

             Posteriormente nos centraremos en el concepto del color, la cualidad que poseen los objetos de reflejar la luz. La retina del ojo humano recibe ese reflejo y por ello podemos percibir el color. En verdad, si hablamos de los colores pigmento, es decir, de los que utilizamos para pintar, solo existen tres: el magenta, el amarillo y el cian. De la combinación de estos tres colores, llamados primarios, se obtiene el resto de os colores que conocemos.

            Es importante que los alumnos descubran de manera sencilla y clara cómo se forman los colores secundarios a partir de la mezcla de los tres primarios. Los secundarios son, básicamente, los colores que aparecen en cualquier estuche de pinturas escolares. No obstante, es necesario mostrarles su obtención. Para ello conviene utilizar pigmentos líquidos, como la tempera o la acuarela. También podemos realizar estas mezclas superponiendo papeles de celofán al trasluz de la ventana. Por el contrario, los rotuladores, las ceras y los lápices sueles mezclar mal

Este proyecto está destinado  a niños con 8 años de edad lo cuales cursan 3º de Educación Primaria (2º ciclo de Educación Primaria).

            La temporalización, sin ser rigurosa, se establece inicialmente en cuatro semanas (doce horas lectivas), durante las cuatro semanas de Noviembre.

OBJETIVOS GENERALES DE ETAPA

 

 

o   Comprender y producir mensajes orales y escritos en la lengua propia, atendiendo a diferentes intenciones y situaciones y de acuerdo con sus necesidades e intereses, y comunicarse en una lengua extranjera a través de mensajes sencillos y contextualizados.

 

o   Comunicar sus opiniones y sentimientos y ser receptivos a los de los demás, utilizando creativamente los distintos lenguajes (verbal, numérico, gráfico, plástico, corporal, musical...), desarrollando la sensibilidad estética, la capacidad de disfrutar y el pensamiento lógico.

 

o   Identificar y plantear interrogantes y problemas a partir de su experiencia cotidiana, manifestando curiosidad por comprender el mundo que le rodea.

 

o   Utilizar en la resolución de problemas sencillos los conocimientos adquiridos, los recursos a su alcance y, si fuera preciso, la ayuda de otras personas.

 

o   Actuar y desenvolverse con autonomía en la vida cotidiana, estableciendo relaciones afectivas y siendo conscientes de sus propias posibilidades y limitaciones.

 

o   Colaborar en la planificación y realización de actividades en grupo, aceptar las normas que democráticamente se establezcan, respetando puntos de vista distintos, y asumir las responsabilidades que correspondan.

 

o   Establecer relaciones equilibradas y constructivas con las demás personas, valorando críticamente las diferencias de tipo social, mostrando actitudes de solidaridad, respeto y tolerancia, y rechazando cualquier discriminación.

 

o   Apreciar la importancia de los valores básicos que rigen la vida y la convivencia humana y obrar de acuerdo con ellos.

 

o   Conocer las características fundamentales del medio natural y social y sus interacciones mutuas, y contribuir a la conservación y mejora del medio ambiente.

 

o   Conocer el patrimonio cultural, participar en su conservación y mejora, y respetar las diversas lenguas y culturas.

 

o   Conocer y apreciar el propio cuerpo y contribuir a su desarrollo mediante el ejercicio físico y la práctica de hábitos saludables y de calidad de vida.

 

o   Manifestar una actitud favorable hacia el trabajo reflexivo y bien hecho (manual, intelectual, artístico, deportivo...), valorando su utilidad práctica y sus potencialidades lúdicas y formativas.

 

 

CONTENIDOS

 

CONCEPTUALES

 

  • El color.
  • Colores primarios: rojo magenta, azul cian y amarillo.
  • Colores secundarios: violeta, rojo bermellón y verde.
  • Colores terciarios: rojo violáceo, rojo anaranjado, amarillo anaranjado, amarillo verdoso, azul verdoso y azul violáceo.
  • Colores complementarios.
  • Mezcla de colores.
  • Círculo o estrella cromática.
  • La temperatura y el tono de los colores básicos.
  • El matiz y la armonía del color.
  • El contraste: de color, tono, cantidad,...
  • La saturación.
  • Colores cálidos y fríos.     
  • Colores oscuros y claros.
  • Las gamas o la gradación del color.

 

PROCEDIMENTALES

 

  • Decoración de motivos utilizando diferentes tonos.
  • Aplicación de los tonos de los colores para expresar determinadas situaciones.
  • Creación y diseño de una obra mediante la aplicación de la temperatura del color.
  • Obtención de colores secundarios.
  • Utilización de diferentes tipos de papel.
  • Iniciación a la obra pictórica.
  • Experimentación y ensayo en la mezcla de los colores primarios para el relleno de figuras con los colores secundarios obtenidos.
  • Aplicación de los colores básicos.
  • Decoración de motivos con tonos y temperaturas diferentes del color.
  • Diferenciación de los colores fríos y cálidos.

 

 

ACTITUDINALES

 

  • Valoración de los colores primarios, secundarios y terciarios.
  • Actitud positiva ante la experimentación con colores.
  • Adopción de hábitos de cuidado, limpieza y mantenimiento de los útiles.
  • Valoración de la obtención de colores.
  • Interés por conocer los colores primarios, secundarios y terciarios.
  • Actitud positiva ante la diferenciación de los colores.

 

 

CRITERIOS DIDÁCTICOS

 

o   Fomentar la actividad y participación del alumnado como protagonista de su propia formación.

 

o   Procurar la reflexión, la deducción de conclusiones a partir de observaciones o sencillas investigaciones, la confrontación de opiniones, la inferencia racional, la verbalización de emociones, ideas...

 

o   Fomentar el interés y facilitar la utilización adecuada de los códigos convencionales: oral y escrito, matemático, gráfico, musical, cartográfico, etc.

 

o   Guiar hacia el logro de la propia autonomía en la adquisición del saber.

 

o   Respetar las peculiaridades de cada alumno o alumna y de cada grupo, adaptando métodos y recursos.

 

o   Utilizar métodos y recursos variados que permitan el desarrollo de la capacidad crítica y creativa, así como la motivación para continuar aprendiendo.

 

o   Abarcar no sólo la enseñanza de conceptos, sino también de procedimientos, estrategias cognitivas generales y particulares, actitudes y valores.

 

o   Impulsar las relaciones entre iguales y dar oportunidades para el trabajo en grupo, orientando en las confrontaciones, aunando capacidades e intereses, ayudando en la toma de decisiones colectivas, estimulando el diálogo y valorando la responsabilidad y la solidaridad en las tareas comunes.

 

o   Fomentar el coloquio, las argumentaciones razonadas, la convivencia, el respeto por los otros, la no discriminación racial, sexual, religiosa...

 

o   Tener en cuenta los aprendizajes que exigen un ámbito mayor que las experiencias de aula (representaciones estudiantiles, actividades extraescolares, usos de la biblioteca, recreo, revista del centro, etc.).

 

o   Desarrollar la coherencia y la corrección en el uso del lenguaje, favoreciendo las lecturas, la reflexión sobre la propia lengua y los comentarios de los diferentes tipos de textos.

 

o   Potenciar la creación y el uso de estrategias propias de búsqueda y de organización de los elementos requeridos para resolver un problema o afrontar una situación.

 

 

METODOLOGÍA

 

            En este proyecto los métodos o estrategias propuestos son múltiples y complementarios, ya que cualquier situación de aprendizaje está sometida a un gran número de variables. Entre ellas se pueden enumerar las siguientes: la edad de los estudiantes, la homogeneidad o heterogeneidad del grupo - clase, los conocimientos anteriores, el grado de motivación, la experiencia y personalidad del profesorado y los recursos de que se dispone.

 

            No proponer un único método, no significa que se dejen de definir algunos criterios para seleccionar las estrategias más adecuadas en cada momento. Éstas dependerán, por un lado, de lo que se desee conseguir, con quién y en qué circunstancias, y, por otro, del propio profesorado. En la práctica, como cada profesor o profesora aporta un estilo distinto a su actividad en el aula, fruto de su formación y experiencia, resulta aconsejable establecer un marco que posibilite el diálogo necesario entre los miembros del equipo docente, para poder confluir en determinados aspectos. Establecer la línea metodológica debe ser, pues, fruto de un consenso que logre el equilibrio y complementariedad de los diferentes métodos y estilos existentes.

 

            Este proyecto se inclina por un enfoque metodológico integrador, que propicie la utilización de unos métodos u otros en función de las necesidades de los diferentes momentos de la etapa, de las distintas tareas y situaciones, de la diversidad del alumnado, de los diferentes tipos de agrupamiento, etc. Igualmente, las estrategias que se usen con cualquier grupo deben variar tan frecuentemente como sea posible, evitando con ello la monotonía que genera la repetición excesiva de las mismas técnicas o procesos. 

            De esta manera, la consecución de los aprendizajes significativos puede llegar especialmente a través de la utilización de métodos de carácter inductivo que, partiendo de hechos y realidades concretas próximas a la experiencia del alumnado, le ayuden a formular leyes generales a través de la constatación y manipulación de los hechos observables, y, en ocasiones, por medio de métodos deductivos que, siguiendo el proceso mental inverso, también pueden favorecer la intervención activa del alumnado en la construcción de su propio conocimiento.

 

            Por lo anteriormente expuesto, los principios generales que deben presidir la planificación del trabajo del profesorado y el modelo de enseñanza - aprendizaje son los siguientes:

 

o   La adecuada selección y secuenciación de los contenidos de manera que exista armonía entre las metas y los medios que se utilizan para conseguirlas.

 

o   La flexibilidad en relación con las diversas situaciones de aprendizaje, tanto en la selección de la metodología más aconsejable para cada ocasión, como en los aspectos organizativos de espacios, tiempos y agrupamiento del alumnado.

 

o   El tratamiento de la diversidad del alumnado, atendiendo a las peculiaridades de cada grupo, a las características de niños o niñas de variada procedencia y capacidad, de distinto estilo cognitivo, ritmo de aprendizaje, etc. La atención a la diversidad supondrá la elaboración de programas específicos, con la selección de los procesos y de las actividades pertinentes (variadas, con distinto grado de dificultad, formuladas mediante diferentes lenguajes, que admitan distintas respuestas o distintos grados de elaboración de las mismas, etc.), cubriendo con ello la función compensadora que ha de tener la Educación Primaria.

 

o   La actividad del alumnado entendida en un doble sentido: por una parte, como modo de que los niños y niñas tengan un aprendizaje autónomo y se sientan protagonistas del mismo; por otra, como el establecimiento de aquellas estrategias que permitan una enseñanza activa donde no sólo se pongan en funcionamiento aspectos motóricos o manipulativos, sino también aspectos cognitivos, rompiendo así la aparente oposición entre juego y trabajo. Es decir, favoreciendo la actividad intelectual mediante aquellos procesos en los cuales un alumno o alumna "toma conciencia de", "adquiere conocimiento de", "toma partido con respecto a alguna información, ya sea un objeto, una persona, una fantasía, un recuerdo, un pensamiento o un sentimiento"; procesos que, en general, implican funciones mentales distintas como la atención, percepción, reconocimiento, comparación, comprensión, memoria, etc.

 

o   La funcionalidad de los aprendizajes, no sólo desde el punto de vista de aplicación práctica del conocimiento adquirido, sino también por su utilidad y pertinencia para llevar a cabo otros nuevos.

 

o   La utilización de los diferentes recursos (materiales manipulables, textos, medios audiovisuales e informáticos...) de modo adecuado. Esta utilización es positiva, desde el punto de vista educativo, cuando éstos se seleccionan con rigor y teniendo en cuenta los objetivos que se persiguen. En este sentido, y cuando se requiere, las actividades propuestas consideran estos recursos, a la vez que incluyen y aprovechan la participación en el proceso de enseñanza - aprendizaje de otras personas distintas al docente (padres, profesionales en general, otros educadores, etc.).

 

Pretendemos una educación personalizada, partiendo de que cada niño es diferente. El numero de alumnos permite individualizar la enseñanza y conocerlos plenamente: "solo con la mirada se sabe lo que piensan".

Las actividades se plantean partiendo de los conocimientos previos del alumno y siempre basados en que tengan verdadero sentido para el niño. Con ello conseguimos una participación activa ya que todo lo que aprende tiene significado para él, no podemos planificar de una forma artificial, sin sentido.

Pretendemos que el niño sea el verdadero protagonista del aprendizaje estimulando su participación, aceptando sugerencias, fomentando el aprendizaje por descubrimiento, que investiguen con diferentes materiales, etc.

Para la organización del proceso de enseñanza-aprendizaje, tendremos en cuenta los principios metodológicos que van a ser utilizados en el aula.

            También debemos tener en cuenta que:

o   Las formas de agrupar y articular las tareas va a ser mediante clases expositivas y realizando pequeñas actividades.

o   Los materiales curriculares son fichas (ofrecidas por el profesor).

o   El procedimiento para la evaluación será a partir de los resultados obtenidos y en las actitudes de los alumnos frente a las actividades.

o   Se prestará una atención individual para comprobar los avances y las dificultades encontrados a la hora de adquirir los conocimientos y realizar las actividades. Esta atención individual servirá también para plantear actividades de ampliación dirigidas a aquellos alumnos cuyo nivel de dominio de los aprendizajes básicos sea satisfactorio. Por último tendremos en cuenta los conocimientos previos de los alumnos, el interés y la motivación de éstos.

 

 

RECURSOS

 

            La organización de los recursos, es fundamental en el desarrollo de las actividades y naturalmente depende de cada Centro.

 

Recursos materiales:

En referencia a los recursos usados en esta unidad numeraremos los siguientes atendiendo a instrumentos y a espacio:

Materiales:

 

§     Pinturas de colores

§     Témperas

§     Pincel

§     Rotuladores

§     Revistas

§     Pegamento

§     Tijeras

§     Papel celofán

§     Pajitas o tuvo fino

§     Fichas

 

Recursos humanos

 

            Dentro de los recursos humanos destaca la labor del profesorado, principalmente el profesor de plástica.

En el desarrollo de este proyecto el profesor debe prever los recursos, planificar las actividades, motivar y despertar el interés de los alumnos, evaluar…

            Finalmente los alumnos son los artificios de la unidad didáctica. No son receptores pasivos, sino que actúan de forma directa en todas y cada una de las actividades de forma individual.


 

 

ORGANIZACIÓN

 

            Para el desarrollo de esta unidad los alumnos se organizarán o agruparan dependiendo del tipo de actividad. La organización será individual, o en gran grupo.

            El proyecto lo desarrollaremos a lo largo de cuatro semanas, en doce horas lectivas.

 

EVALUACIÓN

 

            Este proyecto parte del concepto de evaluación formativa y continua, lo que supone la recogida de datos - rigurosa, sistemática y permanente- con el fin de obtener la información necesaria sobre los procesos de enseñanza - aprendizaje que tienen lugar en el aula. Esa información será valorada adecuadamente por el profesor o profesora y le servirá para una toma de decisiones constante en lo que se refiere al desarrollo del citado proceso, de modo que éste pueda ajustarse día a día y sea una realidad que la mayor parte del alumnado alcance los objetivos previstos en el proyecto.

 

            Se considera la evaluación como una reflexión sobre los factores que intervienen en el proceso didáctico, para determinar mediante ella cuáles están siendo los resultados del mismo. No se evalúa para etiquetar al alumnado, sino para tener elementos de juicio rigurosos a la hora de tomar decisiones sobre la manera de continuar el proceso educativo.

 

            La evaluación se entiende que ha de referirse no sólo a la adquisición de conocimientos, sino, principalmente, al dominio de capacidades. Se valorará el progreso del alumnado en relación con el punto de partida y el referente serán los objetivos de cada unidad didáctica, los objetivos generales del ciclo y los criterios de evaluación concretados para esos mismos ciclos.

 

            Además, se concibe la evaluación en un sentido secuencial a través de los distintos momentos o fases del proceso educativo:

 

o   Al comenzar el proceso didáctico, y especialmente en los cursos que abren ciclo, se debe plantear la evaluación con una función diagnóstica y para ello es necesaria la realización de una evaluación inicial. Pero también es importante efectuarla cada vez que se aborde el aprendizaje de algún contenido relevante.

 

o   Durante el propio proceso didáctico debe tener una función formativa, utilizando la evaluación continua para la recogida de datos de toda índole (adquisición de conceptos, procedimientos utilizados, actitudes, intereses; información facilitada por padres, por compañeros, etc.). También es conveniente incluir actividades de autoevaluación y coevaluación para dar protagonismo al alumnado en su propio proceso educativo.

 

o   En la evaluación final, los aspectos mencionados anteriormente tendrán ya un carácter acumulativo y ayudarán en la toma de decisiones sobre el alumnado, los cambios que será necesario introducir en los elementos del proceso educativo, la intervención con el alumno o alumna, la orientación a la familia, etc.

 

            Resulta importante, para llevar a cabo este modelo evaluativo, la colaboración de todo el equipo docente, pues debe implicarse en un proceso de reajuste progresivo que impregne toda la labor del centro. En este sentido constituye una evaluación interna, entendida como estrategia de superación, que orienta día a día las rectificaciones y ratificaciones necesarias del estilo de hacer de todos, en función de las finalidades, características socioculturales y posibilidades de actuación ya enunciadas.

  

 

TÉCNICAS E INSTRUMENTOS PARA LA EVALUACIÓN

 

En este proyecto, para constatar el grado de aprendizaje que adquieren el alumno o alumna y el grupo, así como las actitudes y los hábitos ante el trabajo, se han seleccionado los siguientes medios o instrumentos:

 

o   La observación del trabajo diario del alumnado en clase; por ejemplo: controlando las intervenciones orales de los alumnos y alumnas, observando cómo trabajan individualmente y en grupo en diferentes situaciones y tareas, apreciando las actitudes, etc.

 

o   La atención a la propia autoevaluación de los estudiantes como corresponsables de sus aprendizajes y a sus aportaciones sobre el proceso educativo, las unidades didácticas, el material utilizado, etc.

 

            La evaluación, realizada con este enfoque, conducirá a la elaboración de un informe descriptivo en relación con la situación de cada alumno o alumna en todos sus ámbitos personales de desarrollo. Esta información será transmitida a las familias por escrito, y comentada con ellas en las entrevistas establecidas, de manera que la educación constituya una acción conjunta entre la familia y el centro y favorezca la formación que se desea en cada uno de los alumnos.

 

CRITERIOS DE EVALUACIÓN

 

  • Utilizar con intencionalidad los colores básicos en sus obras.
  • Expresar sensaciones y emociones por medio del color.
  • Distinguir las características de los materiales e instrumentos más habituales de los que dispone y emplearlos en sus realizaciones plásticas.
  • Percibir, diferenciar y reconocer los colores básicos en la naturaleza.
  • Representar libremente los colores de los objetos que le rodean.
  • Respetar el orden de los procesos de ejecución precisos para la creación de una obra.
  • Percibir y distinguir la gradación de un color, así como su temperatura.
  • Reconocer y aplicar con criterio propio los colores básicos.
  • Descubrir y experimentar las combinaciones elementales de los colores primarios con distintos materiales y técnicas.
  • Utilizar de forma adecuada las técnicas y los utensilios necesarios para obtener determinados colores.
  • Clasificar los colores según su tono y su temperatura y aplicar este criterio a la hora de realizar las propias obras.
  • Emplear de forma intencionada combinaciones de color, así como técnicas conocidas y materiales disponibles, en la creación.
  • Comprender y conocer los procesos adecuados en la realización de las composiciones plásticas.
  • Expresar sentimientos y emociones mediante el uso del color.

 

EVALUACIÓN DE LA UNIDAD DIDÁCTICA

 

       Para evaluar el desarrollo de la propia unidad didáctica iremos examinando los diferentes aspectos que se están trabajando y rectificando sobre la marcha los errores que se detecten.

 

         Evaluaremos si son adecuados los objetivos propuestos y si se adaptan al desarrollo psicoevolutivo del niño, si los contenidos propuestos se adaptan a los intereses de los niños y por ultimo si los recursos empleados, actividades y la organización es correcta.

 

         Estudiaremos si el tiempo empleado para cada actividad es el correcto y si se ha podido atender individualmente a cada alumno.

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    millaray (domingo, 02 septiembre 2012 02:31)

    lokmn mk mkm o ol

  • #2

    Replicas Relojes (lunes, 31 marzo 2014 07:45)

    Su uso resulta más adecuado en sexto curso, aunque también puede ser utilizada en quinto curso realizando pequeñas adaptaciones.

  • #3

    Nelson (martes, 27 junio 2017 04:43)

    EXCELENTE TODAS LAS UNIDADES