ESPASMO DEL SOLLOZO

 

Se define al espasmo del sollozo (ES)/ como aquel trastorno que se caracteriza por crisis recurrentes de apnea transitoria (falta de la respiración), pérdida de la conciencia y postura anormal. Tiene la característica que siempre sigue una secuencia bien establecida.

 

Es provocado generalmente por los famosos "berrinches" en situaciones de enojo, frustración, dolor o sorpresa, seguida por llanto. Luego el niño queda quieto, exhala y deja de respirar. A continuación se pone cianótico (piel color azulada). Por último pierde la conciencia/ se pone tieso o a veces flaccido. Si deja de respirar por más de 10 segundos, comienza con convulsiones y después vuelve al estado de flaccidez.

 

Todo el proceso dura entre 2 y 20 segundos. Tiene una frecuencia de aparición del 27% de los niños sanos.

 

Están más propensos a presentarlo los niños con antecedentes en alguno de los padres de haberlo presentado en su infancia.

 

Aparece entre los 6 y 18 meses de edad. Fuera de este período deben descartarse otras enfermedades, como epilepsia, arritmias cardíacas/ hidrocefalia y tumores cerebrales.

 

En los recién nacidos, estos episodios pueden hacer su aparición durante la alimentación o al cambiarle los pañales.

 

Existen dos tipos de espasmo del sollozo:

 

• Espasmo del sollozo cianótico                      

 

Son provocados por episodios que frustran o enojan al bebé, quien llora vigorosamente y después aparece la apnea (falta de respiración), se pone azulado (cianótico), puede presentar convulsiones, y luego queda fláccido. Se presenta en el 62% del total de casos de espasmo del sollozo.

 

• Espasmo del sollozo pálido

 

El episodio es provocado por un susto o alguna situación inesperada que lo asusta. El bebé llora poco, se pone pálido, y puede presentar convulsiones antes de recobrar la conciencia. Se presenta en e! 19% de los casos.

 

¿Cómo se diagnostica?

 

El diagnóstico se debe efectuar por descarte de enfermedades del sistema nervioso central, cardiovascular, respiratorio y enfermedades metabólicas.

 

¿Cuál es el tratamiento?

 

Sulfato ferroso en forma oral durante 3 meses o hasta la normalización de los valores de hemoglobina.

 

¿Qué se debe hacer ante un episodio de espasmo del sollozo?

 

Si este trastorno ya le fue diagnosticado se recomienda seguir algunos pasos ante un episodio de espasmo del sollozo. A continuación detallaremos cada uno de ellos.

 

1. Mantener la calma

2. Retirar los objetos que tenga en la boca

3. Colócalo en una posición segura

4. No intente detener el espasmo

5. Aléjese un poco del niño

6. Reprenderlo o consolarlo

7. Déjelo que duerma una siesta

 

¿Qué precauciones se deben tomar?

 

Nunca debe tratar de reanimarlo con ninguna maniobra como la respiración boca a boca o el masaje cardíaco. Tampoco le de agua que se ha recuperado totalmente, ya que puede hacer que se ahogue provocando problemas mucho mayores que el propio espasmo.

 

Acudir inmediatamente al médico si un niño tiene espasmos de forma espontánea sin ninguna causa desencadenante, si tiene convulsiones/ si no recobra la conciencia luego de los 30 segundos o si presenta estos episodios cuando está durmiendo.