MIOCLONÍA NOCTURNA

 

Algunas personas tienen bruscos sobresaltos o movimientos incontrolados durante el adormecimiento.  Tienen la sensación de salir despedidos o de estar suspendidos en el aire; sus músculos se contraen y se extienden despertando así al durmiente.  Estos repentinos saltos o movimientos bruscos suelen estar causados por estímulos erróneamente interpretados por el cerebro ya que en esos momentos los controles de la conciencia despierta se hallan retirados.  Ocurre durante el sueño No REM, y es mucho menos común en el sueño REM al estar los músculos paralizados.

 

Estas contracciones musculares son inofensivas pero le causan al afectado una torturante falta de sueño durante la noche causando una gran somnolencia durante el día.  Hay personas que no se dan cuenta de esto movimientos pero siguen estando resentidas, se duermen delante del televisor o al leer aunque no quieran.  Se desconoce la causa pero en algunos casos las mioclonías nocturnas tienen que ver con uremias u otras enfermedades metabólicas; en otros tiene relación con la narcolepsia.

 

No existe tratamiento para las mioclonías nocturnas, pero se recomienda el aprendizaje de la relajación muscular.