El trastorno de conducta, es una alteración del comportamiento, que a veces es diagnosticada en la infancia, caracterizada por un comportamiento antisocial que viola los derechos de otras personas, y las normas y reglas adecuadas para la edad.

 

Entre los comportamientos antisociales podemos citar

 

•La irresponsabilidad,

•El comportamiento tranagresor (como las ausencias escolares o el escaparse),

•La violación de los derechos ajenos (robo, por ejemplo) y, o

•La agresión física hacia otros (asalto o violación).

 

Estos comportamientos a veces se presentan juntos, pero puede suceder que aparezca uno o varios de ellos sin estar acompañados por ninguno de los demás.