CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL SUPERDOTADO

 ¿Cómo se reconoce a una persona superdotada?

Aunque los superdotados no presentan un perfil único, por lo que no podemos hablar de un grupo homogéneo con unas características comunes, si es cierto que suelen compartir una serie de características que es necesario conocer, especialmente de cara a su correcta identificación.

Los rasgos comunes se derivan, fundamentalmente, de sus características intelectuales. Su personalidad, habilidades sociales y de comunicación, sus características físicas, etc. pueden presentar tanta variación como en la población normal.

La mayoría de sujetos superdotados no muestran todos los comportamientos que vamos a describir, y aquellos que sí los muestran, no lo hacen continuamente. Además, existirán individuos que puedan presentar una o dos características de este tipo de comportamiento y no por eso pueden ser considerados superdotados.

No debemos olvidar que cada alumno es un individuo, con sus propias y singulares características emocionales, sociales e intelectuales.

Rasgos intelectuales

La esfera intelectual es la que define a los sujetos superdotados, resultando el único elemento verdaderamente común a todos ellos. Aún así, las características de los superdotados (con buenas aptitudes en todos los recursos) difieren de la especificidad de los sujetos con talento, que destacan en una o unas pocas aptitudes.

Vamos a ver alguna de dichas características:

1. Aprenden muy rápido y tienen una excelente memoria para retener y utilizar posteriormente los conocimientos adquiridos.

2. Pueden manejar una cantidad de información superior al resto de los niños y de interconexionarla: relacionan ideas y conceptos con facilidad.

3. Son muy curiosos y hacen preguntas constantemente. A veces pueden sorprendernos por sus inquietudes por no ser propias de su edad.

4. Tienen muchos intereses muy variados. En ocasiones muestran un interés profundo y apasionado por un área o áreas de conocimiento y dedican todos sus esfuerzos a obtener información sobre los mismos.

5. Presentan un buen dominio del lenguaje tanto en comprensión como en expresión. En este sentido suelen entender ideas abstractas y complejas y utilizar un vocabulario altamente avanzado para su edad.

6. Son muy observadores. Les gusta consultar libros de referencia como diccionarios y enciclopedias. Suelen ser buenos lectores, especialmente de los temas que son de su interés.

7. Tienen una destreza superior para resolver problemas. A menudo consideran las situaciones problemáticas como un reto personal que les motiva. Utilizan estrategias sistemáticas y múltiples para encontrar una solución adecuada.

8. Su comportamiento puede ser sumamente creativo (original) y ellos puede observarse por las ideas que expresan o por las actividades que realizan: dibujos, juegos, experimentos, etc.

9. Presentan capacidades superiores para el razonamiento, la abstracción, la comprensión y todas las operaciones de pensamiento.

10. Aprenden rápidamente y su capacidad en la lectoescritura es superior. Son estudiantes despiertos, con gran originalidad, iniciativa y un afán notorio de curiosidad.

11. Poseen conocimientos generales muy amplios, puede que incluso sepan más que el profesor en aquellos temas que le son de especial interés y suelen encontrar superficiales los libros de texto habituales, por lo que no es extraño que pronto utilicen enciclopedias, atlas, etc.

12. Dominan y recuerdan con rapidez la información y suelen ser impacientes ante las repeticiones. Tienen una curiosidad excepcional y constante que les lleva a preguntas provocativas y minuciosas.

13. El rendimiento escolar suele ser bueno. Sólo cuando existen problemas importantes de motivación (por ejemplo, por aburrimiento), al igual que el resto de niños y niñas, pueden llegar a una situación de bajo rendimiento escolar.

Rasgos no intelectuales

Los rasgos de personalidad se distribuyen de manera independiente de la configuración intelectual, pudiendo encontrar las mismas variaciones que en la población normal. Sin embargo, no debe perderse de vista que el funcionamiento intelectual interactúa con las características de personalidad, incidiendo, por ejemplo en aspectos como la autoestima, confianza en uno mismo o impulsividad.

Emocionales y sociales

1. Las tendencias en la personalidad de estos alumnos apuntan hacia una personalidad bastante equilibrada, con niveles óptimos de autoestima y confianza en los propios recursos.

2. Son bastante flexibles y suelen socializarse con normalidad.

3. En cuanto a la adaptabilidad, en el sentido de ajuste al entorno social (compañeros y adultos) acostumbra a ser, como en cualquier tipo de excepcionalidad, uno de los puntos cruciales en el desarrollo equilibrado de estos alumnos. Por ejemplo, su comportamiento puede no ajustarse a las expectativas normales que los demás tienen sobre ellos. En este sentido es prudente, aunque no siempre será necesario, prestar una especial atención a la consolidación de habilidades de socialización y comunicación, a fin de evitar conflictos que puedan complicar la adaptación social de estos alumnos.

4. Son muy independientes. No les gusta someterse a la autoridad, pueden ser inconformistas y muy desobedientes.

5. Se les suele describir como perfeccionistas y autocríticos, aspiran a niveles elevados de rendimiento y son muy perseverantes en las tareas que les interesan.

6. Suelen mostrar buenas habilidades sociales. Sólo cuando las diferencias en relación con sus compañeros de edad son muy importantes pueden surgir problemas de interacción social.

7. Algunos de estos niños escogen amistades de edades superiores, presentando altas capacidades para la autocrítica, la ironía y el juicio moral.

8. Algunos muestran una gran sensibilidad ante la aflicción o la injusticia.

9. En ocasiones tienden a convertirse en líderes.

10. En aquellos casos en que la persona superdotada presente problemas de adaptación personal, escolar y/o social, las características pueden ser: impaciencia, intranquilidad, apatía respecto a lo académico, descuido e incumplimiento de las tareas escolares, fracaso escolar, dificultades para relacionarse con los compañeros, aislamiento social, problemas de conducta, etc.

Características físicas

1. En general, estos alumnos presentan una maduración temprana en todos los niveles, gozando de fortaleza física.

2. En algunos casos los alumnos superdotados manifiestan lo que se conoce como disincronía (Terrassier, 1993). Este concepto tiene unadimensión esencialmente evolutiva y hace referencia al desfase que puede manifestarse entre el desarrollo intelectual y otras áreas del desarrollo del sujeto superdotado como la emocional o la de personalidad. La disincronía es un fenómeno habitual en todos los casos de precocidad y se manifiesta en conductas o capacidades propias de alumnos de mayor edad, en el ámbito intelectual, contrapuestas a niveles de madurez emocional y experiencia social normales para la edad del niño. Es decir, parecen y son mayores en su forma de hablar, por ejemplo, pero no en sus respuestas emocionales.

3. La disincronía puede generar conflictos personales, sobretodo de inseguridad. Al mismo tiempo dificulta la plena integración, tanto con los de su misma edad, como con personas más mayores.

En resumen:

— Los niños y las niñas con excepcional capacidad presentan tantas diferencias entre sí como el resto de niños y niñas.

— Se ha de observar cuidadosamente a todos y cada uno de los alumnos para ver si alguno de ellos llama especialmente la atención.

— No interesa etiquetar ni clasificar, sino conocer las necesidades educativas de estos alumnos para poder ofrecerles una respuesta educativa ajustada que potencie al máximo sus posibilidades.