PROBLEMAS QUE PRESENTAN LOS NIÑOS CON PÉRDIDA AUDITIVA

Existen muchos problemas sociales y psicológicos que son consecuencia de la pérdida de audición no tratada. Algunas personas con deficiencias de audición también experimentan problemas físicos como consecuencia de la pérdida de audición.

Las reacciones son diferentes de una persona a otra, pero la mayoría de las personas con deficiencia de audición sufren determinados problemas sociales, psicológicos y físicos como resultado de la pérdida de audición.

Si la pérdida de audición se trata utilizando los audífonos adecuados, los estudios indican que las personas afectadas se benefician tanto social como psicológicamente y, su calidad de vida mejora.

 

      - Problemas psicológicas

Se sabe que la pérdida de audición no tratada puede tener como resultado efectos psicológicos negativos para la persona con discapacidad auditiva.

      - Vergüenza, culpabilidad de ira.

      - Pena.

      - Problemas de concentración.

      - Tristeza o depresión.

      - Preocupación y frustración.

      - Ansiedad y desconfianza.

      - Inseguridad.

      - Autocrítica y baja autoestima. 
 

 

      - Problemas sociales

Para muchas personas que sufren pérdida de audición no tratada puede ser muy difícil participar en actividades sociales, incluso dentro de la propia familia. La pérdida de audición no tratada puede producir problemas sociales. Algunos problemas sociales comunes incluyen:

      - Aislamiento y retraimiento

      - Pérdida de atención.

      - Farol.

      - Distracción/Falta de concentración.

      - Problemas en el trabajo - puede que tengan que dejar el trabajo/jubilarse.

      - Problemas al participar en la vida social y reducción de la actividad social.

      - Problemas de comunicación.

      - Problemas de comunicación con los hijos y nietos.

      - Pérdida de intimidad.

      - Problemas sexuales.

 

      - Problemas físicos

La pérdida de audición no tratada suele tener como resultado ciertos problemas físicos. En general, las personas con deficiencias de audición que sufren pérdida de audición no tratada expresan un bienestar físico inferior al de las personas con una audición normal y aquellas personas con problemas de audición que utilizan audífonos. Algunas de las consecuencias incluyen:

      - Cansancio.

      - Cefalea.

      - Vértigo.

      - Músculos en tensión.

      - Estrés.

      - Problemas con el deporte, alimentación y sueño.

      - Problemas sexuales.

      - Aumento presión sanguínea.