El aprendizaje  Académico de un niño con discapacidad auditiva

 

Dentro del desarrollo humano, el aprendizaje es un factor importante, ya que es un proceso por el cual se adquiere información, hábitos y capacidades nuevas.

El aprendizaje se da desde los primeros días de vida, y es parte integral en cada una de las etapas del desarrollo, ésta va mejorando o aumentado con los años.

A diferencia del adulto, el niño tiene limitaciones en relación con su aprendizaje, o mejor dicho en su actividad cognitiva debido a que no se encuentra maduro biológicamente.

De alguna manera los niños cuentan con una escasa capacidad de “almacenamiento de información” por así decirlo, y esto se refleja más en los niños con discapacidad auditiva. Éstos tienen problemas para relacionar informaciones complejas entre sí, conforme va creciendo también va aumentando su capacidad para relacionar  objetos complejos.

La presencia de la discapacidad auditiva altera la organización de lo que el niño tiene a su alrededor, debido a que la audición estructura el tiempo, mientras que el espacio se estructura por vía visual. Esto modifica considerablemente el comportamiento del niño sordo y sus reacciones frente a circunstancias específicas.

El sistema educativo que se maneja en  el Centro de Atención Múltiple Jean Piaget, es el sistema GIEH,  el cual se ha encargado de analizar las necesidades pedagógicas de los niños con discapacidad auditiva, y ha estructurado planes de estudio en base a esto tratando de cubrir, en su totalidad,  los requerimientos que se le presentan. Con todo esto, el GIEH pretende que un niño con discapacidad auditiva, más adelante continúe sus estudios  medio-superior y superiores en escuelas regulares para no mantener al margen al niño sino por el contrario integrarlo a la sociedad con personas oyentes.

El sistema GIEH viéndolo de forma general, se puede decir que se divide en tres  niveles de enseñanza:

-       Preescolar:

El ingreso del niño al Preescolar es un paso muy importante, ya que  a través del contacto con otros niños oyentes empieza el desarrollo de sus capacidades y su conocimiento de manera formal.

También se adquirirán hábitos físicos, mentales y sociales,  que en un futuro ayudarán al niño  a prepararlo para vivir en el entorno que le rodea.

El aprendizaje consiste en incorporar en el análisis del niño, aspectos externos e internos de sí mismo, a través de una dinámica bidireccional entre estímulo e individuos, o por medio de la asimilación (o proceso de incorporación de un objeto a conocimientos anteriores) y la acomodación (acción del objeto sobre el niño), acciones mentales que operan en la estructura progresiva del conocimiento.

Los propósitos específicos en este nivel son:

-Desarrollar la autonomía y la cooperación (área afectivo-Social)

-Desarrollar la autonomía en el proceso de construcción del pensamiento (Cognoscitivo)

-Lograr la autonomía en el control y coordinación del movimiento (Psicomotor)

-Estimular y propiciar la necesidad de comunicación verbal y no verbal como medio para relacionarse con los demás (lenguaje).

Para lograr con éxito estos, se trabaja específicamente en el lenguaje, la lectura labiofacial, el adiestramiento auditivo, la educación perceptual, los conceptos lógicos-matemáticos, la psicomotricidad y la lecto-escritura.

Para concluir con este nivel se busca que los niños adquieran el conocimiento de un vocabulario y temas específicos de la vida cotidiana necesarios para el desarrollo del lenguaje verbal y conceptual.

Para la presente tesis, el nivel escolar con el que se trabajará será Preescolar, tomando en cuenta al sistema GIEH como base  para la elaboración de material gráfico-didáctico congruente con las necesidades de los niños

-       Primaria:

En la primaria el trabajo académico se va acrecentando con cada ciclo escolar, y más que pasar de un ciclo a otro, se busca que el alumno tenga avances muy significativos. Es por eso que se hace necesario que el niño que ingrese al nivel de primaria, ya sepa leer y escribir o que esté bastante avanzado en este conocimiento.

En GIEH en los niveles de primaria, se cubren los mismos propósitos que en la escuela primaria regular y con un plan de estudios.  En estos niveles como en  preescolar, se incluyen las actividades cotidianas como son: el saludo, revisión de auxiliar auditivo, revisión de aseo, calendario del estado del tiempo y noticia, ubicación del área a trabajar, estructuración del lenguaje, educación física, educación artística, educación tecnológica y despedida, que son actividades que complementan la estructuración y orden del pensamiento, también se encuentran las actividades esporádicas pero no menos importantes como son: el dictado, lectura de comprensión, ejercicios preceptuales, trabajo de equipo, exposición de un tema, escenificación, elaboración de material en forma individual, visitas a centros de interés, entre otros.

-       Secundaria:

                                                                 

            En este nivel, se cubre el programa de una escuela regular, pero se continúan   manejando las técnicas específicas como lectura labiofacial, estimulación auditiva, comprensión y estructuración del lenguaje.

El alumno esta obligado a cumplir con las reglas del plantel como lo es el aseo, la asistencia, la conducta, puntualidad, etc., y es tratado como un alumno oyente. Para GIEH esto es muy importante, ya que eso fomenta el espíritu de fortaleza, logrando con ello un alto sentido de responsabilidad. Los maestros asesores de GIEH están en constante comunicación con los diferentes maestros de las asignaturas regulares, esto es para llevar un control de la evolución y desarrollo de cada alumno. Todo esto ha desembocado en que el trabajo que se hace en las secundarias cada vez sea más como el de la educación regular, sólo que con atención individualizada, que permite detectar las necesidades de cada estudiante y apoyarlo de forma especial si es necesario. Más adelante el alumno saldrá al mundo laboral, quizás buscando una educación superior o técnica, y se puede decir que, a esas alturas tiene casi las mismas oportunidades que un alumno oyente.